Miércoles, 29 de Marzo del 2017
Revista MASH | Ciencia Cervecera
Como graduar una Olla
15/09/2014 | Visitas: 24479

Técnica sencilla para grabar marcas de volumenes en una olla. El grabado con ácido electrolítico parece complicado, pero Matt Bates lo adaptó para que se puedan usar materiales baratos y de uso doméstico.

Si alguna vez has tratado de calcular la eficiencia del macerador, monitorear la tasa de evaporación, o comparar el volumen a hervir con el estimado en tu receta, verás rápidamente que es necesario realizar  la medición del volumen del mosto en la olla en varias etapas de la cocción. Lamentablemente, muchos fabricantes de ollas no incluyen marcadores de volumen.
Algunos cerveceros instalan en sus ollas un costoso “sight glass” (tubo de cristal graduado) para controlar los volúmenes. Otros sumergen una varilla graduada para una medición más casera. Solía usar este último método, pero me cansé de confiar en un instrumento extra  durante la cocción con el riesgo añadido de contaminación.
Investigando el grabado de metal, encontré por casualidad una técnica comúnmente usada por fabricantes de cuchillo para estampar  su marca sobre sus cuchillos.
Esta técnica consiste en grabar con ácido electrolítico. Parece complicado, pero lo he adaptado para usar materiales baratos de uso doméstico.
Vamos a usar el vinagre como ácido y para  facilitar este proceso, debemos convertirlo (al vinagre) en conductor. Para esto, simplemente añadimos un electrólito, en este caso, sal.
La fuente de poder debería estar alrededor de 9 a 12 voltios. Las baterías trabajan bien pero si tenemos un transformador de corriente continua, podríamos usarlo perfectamente en el lugar de una batería. Una fuente de corriente continua (como ser una batería o un trafo)  dejará una señal blanca, mientras que  una de corriente alterna, grabará en una señal más oscura, pero ambas serán permanentes.
Para aplicar el ácido y la corriente, usted construirá un instrumento de grabado con un hisopo que, en una de sus puntas, sostendrá un cable encargado de transmitir la corriente desde la batería a la cabeza de algodón empapada en vinagre.
Este método no está limitado a grabar  sólo marcas de volumen en  ollas, podríamos añadir un logo a casi cualquier pedazo de equipo metálico (tanto aluminio como acero inoxidable). ¡Imaginemos  nuestro logo por  todas partes en nuestra cervecería!
 
Entonces ¿cómo es el trabajo?...
 Aquí está la ciencia detrás de ello: En el vinagre, la sal se disuelve en iones de sodio cargados positivamente e iones de cloruro cargados negativamente. Esto le permite a la corriente viajar a través de la solución. En presencia de un ácido (el vinagre), la corriente eléctrica hace que los iones del metal  se disuelvan  y viajen en la dirección de la corriente, que, en este caso, se aleja del metal a grabar. Esto le quita de forma definitiva masa (metal) a la superficie tratada cambiando su textura, lo que hace que la luz se refleje de manera diferente. De esta manera las marcas serán permanentemente visibles.
La reacción también produce el cloro, que causa la efervescencia. Este es el proceso opuesto de recubrimiento electrolítico (galvanizado), que sería el resultado de invertir la polaridad de la corriente.
La cantidad de gas de cloro producido dependerá de el cloruro contenido en la solución de sal, presente en el hisopo de algodón. Este gas sólo es producido cuando hay corriente eléctrica fluyendo y como es tóxico, este trabajo se debería hacer en un lugar bien ventilado.
 Probablemente nos preguntaremos sobre el riesgo de corrosión en la zona tratada. Tanto el acero inoxidable como  el aluminio forman una capa oxidada sobre su superficie cuando son expuestos al oxígeno. Esta capa oxidada es la que los protege de la herrumbre y la corrosión. Unos segundos después del grabado, la superficie del área grabada se oxidará nuevamente y será igual al resto de la olla.
 
 

Materiales Necesarios:

 

  • Olla (Aluminio o Acero Inoxidable)
  • Vinagre blanco con acidez del 5 %
  • Sal
  • Batería de 9 voltios o fuente ( transformador).
  • Cable eléctrico
  • Cinta aislante
  • Hisopo
  • Esténcil

 
 

Pasos a Seguir

 

1- Marcar la olla  

 

Llenamos la olla  con el volumen de agua que deseamos tener entre marca y marca (por ej. 5 ltr.) y marcamos el nivel alcanzado en la olla con una cinta que no se despegue bajo el agua o un  lápiz de grasa o  cera. Agregamos una cantidad igual a la anterior y volvemos a marcar y repetimos este proceso hasta llenar la olla. Si nuestro recipiente tiene las paredes rectas podríamos medir el espacio entre dos marcas de agua y con esa medida de referencia, repetimos el marcado hasta el tope de la olla.  Para una medición correcta debemos asegurarnos que la olla este bien nivelada y que el volumen del recipiente que usamos para ir llenando la olla sea confiable…  
 
 

 

 

 

  2- Uso del Esténcil  

Los esténciles se consiguen normalmente en las casas que venden insumos para manualidades ( artísticas ). Los que son adhesivos son mejores para este tipo de trabajo ya que quedan bien pegados obteniéndose un mejor control del vinagre durante el grabado. Para tener un buen resultado debemos asegurarnos que el esténcil quede bien adherido a la pared, en el lugar exacto y de manera tal que el vinagre no se filtre por debajo.
   
 
 

 

 
 
 

 

 

3- Preparar la solución ácida

Para esto combinamos  el vinagre y la sal. La proporción no es muy  importante, solamente necesitamos bastante sal para permitir la conducción de  la corriente. Usamos entonces ¼  de cucharita de sal  en ¼ de taza de vinagre. Debemos sacudir bien hasta que la sal se disuelva.
   
 
 

 

 

 

 

 

 

4- Conectar la olla

Es muy importante que sea el polo positivo el que vaya conectado a la olla. Para esto , simplemente se fija, con cinta adhesiva, la punta de cable pelado a cualquier parte de la olla. Esto esencialmente electrificará enteramente nuestra olla  con un voltaje muy bajo, preparándola para ser grabada en la ubicación que queramos. No debemos preocuparnos; la corriente es tan baja que podemos manipular la olla sin ningún peligro, será similar al toque de ambos terminales de la batería.
    

 

 
 
     

 

 

 

5. Preparar el instrumento de grabado

Con otro cable, unimos el polo negativo a la punta del hisopo, asegurándonos que este  en contacto con la algodón que se embeberá  con la solución de vinagre. Enrollamos la parte de cobre en ese extremo del hisopo y lo apretamos bien. De esta manera no necesitamos encintar para que quede bien sujeto.
 
  
 
           

 

 

 

 

 

 

6-  Grabado

Antes de empezar el grabado, nos aseguramos que haya una buena ventilación y hacemos una prueba del proceso en una parte menos visible de la olla para ver si funciona bien y descartar cualquier sorpresa
 
Mojamos la punta del hisopo en la solución de vinagre y tocamos con ella  la olla. Si oímos algún chisporroteo o vemos burbujear, significa que el sistema trabaja bien. Esto sólo toma unos segundos de contacto para disolver permanentemente parte del metal. Debemos mantener siempre la punta del hisopo en para obtener una marca pareja. Veremos que el algodón ira cambiando de color al absorber el material desprendido pero esto no afecta el funcionamiento el grabado. Recordemos que las marcas efectuadas serán permanentes así que debemos tomarnos nuestro tiempo para lograr un buen trabajo.
 

 

 

 

Traducción y Adaptación:

Pablo Gigliarelli

 

Fuentes:

  • Etch Your Kettle -  Matt Bates ,  Brew Your Own